XXXIII Promoción

La Orden Ministerial Nº 2278/77, de 28 de julio (Boletín Oficial del Ministerio de Defensa Nº 91 de 30 de julio), nombraba los Caballeros Cadetes de la Academia General del Aire (AGA) para el Arma de Aviación y Cuerpo de Intendencia, pertenecientes a la XXXIII Promoción.

De acuerdo con lo establecido en el artículo 20 de la Orden Ministerial Nº 500/76, de 14 de febrero (Boletín Oficial del Estado Nº45 y Boletín Oficial del Ministerio del Aire Nº25) y por haber superado el Curso Selectivo en el Centro de Selección de la Academia General del Aire (CSAGA), se nombran 71 Caballeros Cadetes del Arma de Aviación (51 de la Escala del Aire y 20 de la Escala de Tropas y Servicios) y 15 del Cuerpo de Intendencia, los cuales debían efectuar su presentación en San Javier-Murcia el día 12 de septiembre de 1977 antes de las 10 horas.

Pero en realidad, la andadura de lo que sería posteriormente la XXXIII Promoción de la AGA, había comenzado bastante antes. Corría el mes de septiembre del año 1975 cuando parte de los que en un futuro serían miembros de la XXXIII Promoción de la Academia General del Aire hacían su presentación en la Base Aérea de Armilla (Granada), donde estaba ubicado el Centro de Selección de la AGA. Y digo parte de los futuros miembros de la XXXIII Promoción, porque en aquellos momentos, con el modelo de enseñanza vigente, era bastante habitual que un elevado porcentaje de aspirantes repitiera curso para asegurar su ingreso en la Escala/Cuerpo de su preferencia (Aire/Tropas y Servicios/Intendencia); de ahí que nuestra Promoción esté integrada por soldados alumnos voluntarios, pertenecientes mayoritariamente a las 3ª y 4ª Promociones del Centro de Selección (62% de la 3ª Promoción del año 1975, y un 32% de la 4ª Promoción del año 1976) y procedentes de paisano en su mayoría (solo un 6% eran tropa antes de ingresar; en total 86 nuevos Caballeros Cadetes a los que se unirían a su llegada a la Academia General del Aire 6 alumnos más pertenecientes a la 32 Promoción de la AGA, y que por diversas circunstancias no habían superado el Primer Curso académico y debían repetir.

Finalmente, por Orden Ministerial 523/01787/81 de fecha 9 de julio, Boletín Oficial del Ministerio de Defensa Nº83 de 11 de julio, por haber terminado el plan de estudios de la Academia General del Aire, se promueve al empleo de Teniente del Arma de Aviación y Cuerpo de Intendencia del Aire a 90 Alféreces Alumnos de la XXXIII Promoción de la citada Academia.

Hablando del modelo de enseñanza en vigor, podíamos decir que no tuvo demasiado éxito ya que duró solamente 7 años. El sistema de oposición seguido de un curso selectivo, en principio era beneficioso para los aspirantes, ya que en caso de no ingresar finalmente en la AGA, no solo no habían “perdido” un año y les servía como primer curso de la universidad para carreras técnicas (era el denominado Selectivo de Ciencias), sino que también habían realizado el servicio militar; pero para la institución, para el Ejército del Aire, dado el alto número de repetidores en cada curso, y consecuentemente el elevado porcentaje de éstos que asimismo ingresaba finalmente en la AGA, no era precisamente el mejor sistema para rejuvenecer las Promociones.

En aquellos momentos, anualmente, el número de aspirantes al ingreso en el Centro de Selección de la Academia General del Aire era alrededor de 800, para cubrir 200 plazas; que finalmente quedaban reducidas a 86 al ingresar en la Academia. En el caso de los Caballeros Cadetes del Arma de Aviación, Escala del Aire (alrededor de 50 plazas), estamos hablando de una proporción de casi 16 aspirantes por plaza.

Desde aquel 12 de septiembre de 1977, en que hacíamos nuestra presentación en la AGA, han pasado 40 años; a modo de resumen una serie de datos que nos pueden ayudar a imaginar el devenir de nuestra Promoción a través de los años.

Como ya he mencionado, durante nuestra estancia en la Academia, incorporamos a 6 repetidores de la Promoción anterior y solamente uno de los nuestros tuvo que repetir y pasó al curso siguiente; además, antes de finalizar el primer año, hubo una baja a petición propia. Con respecto a las bajas en vuelo, tuvimos 7 contando el Curso Elemental y el Básico, lo que representa un 13% de los alumnos ingresados en la Escala del Aire. Durante estos 40 años hemos perdido a 10 compañeros, 4 de ellos en accidente de aviación y los otros 6 por causas naturales.

De los 45 Tenientes del Arma de Aviación Escala del Aire egresados de la Academia en el año 1981, un total de 21 se fueron paulatinamente a las líneas aéreas comerciales, lo que supone un 46% de los pilotos de la Promoción. Finalmente, de los 90 Tenientes del Arma de Aviación y Cuerpo de Intendencia que egresamos de la Academia aquel 14 de julio de 1981, después de 41/42 años de servicio, un total de 8 hemos conseguido el ascenso al Generalato; en la actualidad, quedamos en activo 5 Generales de División, y 1 Teniente Coronel.

Como la mayoría de las Promociones, la XXXIII también tiene su emblema. En nuestro caso la elección del mismo no lo recuerdo como un asunto controvertido, y si bien la decisión no fue por unanimidad, el respaldo al diseño presentado gozó de una amplia mayoría.

El origen del diseño es sencillo de imaginar, durante nuestra estancia en la AGA, al igual que ocurre con todas las Promociones, es inevitable que nos comparemos unos con otros, las vicisitudes, vivencias y experiencias no son iguales para todos (o eso nos parece), y a la postre, la conclusión es evidente, somos los más perjudicados del mundo; de ahí que el “cangrejo”, paradigma del retroceso o del escaso progreso, fuera el icono que mejor podía reflejar nuestro sentimiento.

Desde ese momento, internamente nos autodenominamos los cangrejos, y las reuniones de Promoción que hemos ido celebrando a lo largo de los años y que continuamos realizando las llamamos “cangrejadas”.

Si no estoy equivocado, somos una de las pocas Promociones que tenemos un himno. Recuerdo que fue en tercer Curso en la AGA, cuando alguien tuvo la brillante idea de componer un cántico que identificase a la Promoción. Nos pusimos manos a la obra y finalmente y después de mucho esfuerzo y el continuo y constante empuje de nuestro Capitán de Escuadrilla (hoy General de Brigada ya retirado, D. Santos Senra Pérez) nació “Nueva Luz”, el himno de la XXXIII Promoción.

La realidad es que a pesar del empeño que de una manera u otra pusimos en ello, el himno nunca tuvo un gran predicamento entre los componentes de la Promoción. Recuerdo perfectamente una tarde en el frontón situado enfrente del antiguo Bar de Alumnos, donde estuvimos ensayando por espacio de más de una hora bajo la atenta mirada del Capitán Senra, y todo como consecuencia de que en un intento de entonar nuestro himno, se dio cuenta de que la gran mayoría no nos sabíamos la letra de memoria. A pesar de aquella y otras ocasiones en las que ensayamos con cierta continuidad y persistencia, la melodía nunca terminó de arraigar y poco a poco fue cayendo en el olvido. Hoy en día, estamos intentando recuperar la música para rescatar del abandono lo que constituye sin duda una parte de la historia de nuestra Promoción. Himno de la XXXIII Promoción de la Academia General del Aire:

NUEVA LUZ AMANECE EN ESPAÑA

LOS ALUMNOS DE LA 33

ERES TÚ DEFENSOR DE SUS FUEROS

NO DESMAYES JAMÁS EN TU EMPEÑO

QUE ES MUY NOBLE POR ELLA LUCHAR.

Y SI ACASO ALGÚN DÍA TE LLAMA

EN DEFENSA DEL SANTO IDEAL

LUCHA SIEMPRE CON BRÍO Y DENUEDO

QUE LA PAZ ES DEL ALMA SOSIEGO

Y ES TU LEMA LUCHAR POR LA PAZ

PILOTOS DE LA 33 PROMOCIÓN

SI ACASO LA ULTRAJAN, SU HONOR DEFENDED

Y TANTO EN LAS AULAS COMO EN EL AVIÓN,

HAGAMOS DE ESPAÑA SU FUERTE SOSTÉN

NUEVA LUZ AMANECE EN ESPAÑA

LOS ALUMNOS DE LA 33

ERES TÚ DEFENSOR DE SUS VUELOS

SERÁS SIEMPRE DEL CIELO SU DUEÑO

CABALLERO DEL NOBLE VOLAR

EN EL CIELO BUSCAMOS LA GLORIA

COMO ESTRELLAS DE NOBLE BRILLAR

SIEMPRE UNIDOS CON UN CANTO NUEVO

POR ESPAÑA ORGULLOSOS BRINDEMOS

QUE ES BALUARTE DE LA LIBERTAD

NUEVA LUZ AMANECE EN ESPAÑA

LOS ALUMNOS DE LA 33.

XXXIII Promoción